Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

10.1.10

BCV: más humillado y humillante que nunca

El análisis técnico para decidir que la tasa de cambio oficial debía pasar de Bs.F, 2,15 a Bs.F. 4,30 por dólar americano, son dignos de un Premio Nóbel al revés. Algo como 'mira vale, vamos a hacer sentir a la gente que volvimos a la época del 4,30... la época del 'ta barato!'... Esa burla debe haberse impuesto como el criterio de mayor peso a la hora de tomar la decisión de devaluar al bolívar 'fuerte' de la manera como se hizo el pasado 8 de Enero. Piratear en el manejo de lo que queda de economía de mercado en Venezuela parece tener un alto valor socialista.

Todo país socialista que se respete fija su tasa de cambio oficial para que luzca bien, aunque no sirva para nada. Por ejemplo, Corea del Norte mantuvo durante 23 años (1978-2001) la tasa de Won/US$ en 2,16 la cual, además, coincidía con el cumpleaños de su flamante dictador Mister Kim il Sung (16 de Febrero). En la Polonia de los '80, antes de la caída del Muro de Berlín, fui testigo de la enorme disparidad entre la tasa oficial que era en 1981 algo como 8 zlotys por US$, mientras los polacos desesperados cambiaban en el mercado negro a una tasa 20 veces menos favorable.

No me consta si actualmente en Cuba hay mercado negro o mulato, o si todo es por trueque, pero el Banco Central de Cuba mantiene con dudoso orgullo que el Peso Cubano Convertible ha sido por décadas igualito a 1 dólar americano, o sea, paridad perfecta al cambio oficial (aunque actualmente, según esa otrora honorable institución, hoy un peso cubano es como 7% más valioso que el dólar... ¿será que la poderosa economía cubana se ha propuesto competir con el euro y la libra esterlina?).

El pasado Viernes Rojo, 8 de Enero de 2010, Chávez anunció como algo de lo más normal (que no ameritaba cadena) la devaluación más violenta de la historia venezolana: la tasa de cambio pasa de 2,15 a 4,30 en un extraordinario salto de un 100%. Ni siquiera Luis Herrera con su Viernes Negro y su alta dosis de torontos con esteroides se atrevió a dar un salto financiero tan acrobático. El salto de Chávez ha sido respaldado por el BCV, porque éso es parte del espectáculo que le corresponde en este circo, perdón, en esta Nación.

Los señores del BCV nos deben a los venezolanos una explicación técnica: ¿Por qué a 4,30? Los economistas que creen trabajar en esa institución deben explicarle al país los cálculos que sustentan esa cifra. Si no lo hacen, o si la explicación de cómo surgió la nueva tasa de cambio no es técnicamente rigurosa, podemos concluir que no existen... que pueden perfectamente renunciar y ahorrar al país sus sueldos, porque están simplemente pintados en la pared.

El único criterio que parece haber privado para el Viernes Rojo es el propagandístico: 4,30 nos retrotrae a la etapa de la bonanza inusitada de la Venezuela de mediados de los 70, evocando la ilusión del 'ta barato. También es una cifra parecida a la que se obtendría si se toma en cuenta el 109% de inflación acumulada entre 2005 y 2009. Pero aplicar ese acumulado de inflación tampoco podría considerarse un toque técnicamente riguroso. Si el 2,15 fijado en 2005 se actualizara de acuerdo a la inflación interanual, ese dólar petrolero actual debería fijarse en 5,77.

Pero la piratería técnica no se queda en la falta de rigurosidad con la que el equipo económico del gobierno se burla de sí mismo y del país. El problema es más grave todavía. Esta es una medida aislada e insuficiente para corregir las graves distorsiones éticas, sociales y ecológicas de los últimos 11 años.

La medida ideal es que se caiga otra vez el 'Muro de Berlin'. O sea que renuncien todos, especialmente el Alto(?) Gobierno, no solamente los pobres técnicos del pobre BCV.

1 comentario:

  1. 100% de acuerdo contigo, con el único añadido de que el que debe renunciar primero es el presidente, y "coordinar" que todos los demás renuncien a la misma vez. No importa que no quede nadie para apagar la luz en Miraflores, no es ese consumo eléctrico el causante de la escasez de energía, sino las acciones (de dilapidar dineros públicos) y omisiones (omisiones de inversión, de mantenimiento, de planificación, de previsión, de ejecución de los planes que recibió bien hechos de las instituciones que manejaban la electricidad durante el periodo democrático, todo para que un grupito de tramposos dejara el dinero del presupuesto "ganando intereses" en algún banquito comprado para tal fin) del presidente y su equipo (de incapaces, ineptos y tramposos, mas que simplemente piratas).

    ResponderEliminar

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...