Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

13.12.14

2015: Año de Cambios Profundos y Adaptativos

Lo que va del siglo XXI en Venezuela usualmente se describe como un período de cambios. Unos llaman a ese período revolución, mientras que otros prefieren llamarlo retroceso. Pocos, como yo, consideramos que no han habido cambios trascendentes.

La sociedad venezolana se acostumbró desde mediados del siglo XX a depender de dádivas del Estado. El gobierno a su vez se acostumbró a ocupar un espacio cada vez más amplio y variado, con la creencia de que podría producir bienes y servicios de una mejor manera que el sector privado. Durante el siglo XXI eso sólo ha magnificado esa tendencia hasta agotarle su cuestionable viabilidad.

Tener más de lo mismo no ha sido un verdadero cambio. El fracaso simbolizado en un bolívar exageradamente devaluado y en una inflación asesina, crean condiciones para que todos los venezolanos nos demos cuenta de que ese modelo dadivoso-expropiador no nos conviene más. Con un barril de petróleo que no alcanza ya para continuar con la gasolina gratis... un cambio profundo será ineludible.

Viene un cambio de gobierno, un cambio de modelo, un cambio de mentalidad, de hábitos y de costumbres. Una nueva Venezuela nacerá en 2015 y debemos prepararnos para cuidar esa bebé.

¡Felíz 2015!