Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

31.7.15

Bolichicos de closet

A 4 meses de la derrota electoral que muy probablemente los venezolanos propiciaremos a los venecubanos, surge con fuerza un fenómeno social extraño que venía apareciendo pero que ahora toma fuerza: personas e instituciones que aparentaban ser opositoras, buscan un acercamiento estratégico al chavo-madurismo o a una tercera opción incomprensible.

Es un acercamiento sin características flagrantes de salto de talanquera. Toman una posición que pareciese reflexiva, a ratos patriótica, pero que suavemente se deslinda de lo que debería ser una oposición hecha y derecha. Antes de mencionar casos concretos, quiero referirme a la posible motivación de este empeño reciente en salir del closet.

Una primera razón podría ser agradecimiento. Desde la raspada de unos cuantos cupos y compras de bonos con Bs, pero denominados en $, pasando por negocios de importación y contraticos con el Estado, más de un opositor de corazón fue siendo cautivado por esa cadenciosa y tropical forma de hacer dinero divirtiéndose o, simplemente, sin hacer mucho esfuerzo. Una seducción difícil de resistir.

Otra razón podría ser preocupación por la inminencia de un escenario en el que un gobierno ya considerado internacionalmente como delincuencial, sea también considerado como tal nacionalmente, lo cual pondría en riesgo los frutos obtenidos de tal árbol, al demostrarse vínculos directos con quienes terminen de alguna manera perseguidos por la justicia. El miedo es libre.

Por último, otra razón podría ser la necesidad de mirar hacia un futuro prometedor. Aunque exista un bajón coyuntural en los precios del petróleo (incluso gracias a ese bajón), es el gobierno actual quien puede garantizarles que se concrete un orden social que los siga beneficiando, a través de imponer la división definitiva de los venezolanos en dos castas: la casta de los enchufados, los que tienen los dólares, los cheveritos; y la casta de los esclavos que reciben bolívares cada vez más devaluados en pago por su trabajo. Sinceración a la cubana.

Así es que bolichicos, como por ejemplo Datanalisis, se delatan cuando en boca de Luis Vicente León se refieren al país lanzando explicaciones que tienen un doble propósito: por un lado, sugerirle medidas correctivas al gobierno para que no pierda las elecciones (cambiar para que todo siga igual); y, por otro lado, narrativas que muestran a la oposición en una situación de incapacidad, incluso a pesar de que encuestas de su propia empresa muestren que se tiene una gran ventaja de cara a las próximas elecciones parlamentarias.

Otro caso es Unión Radio, con sus distintas emisoras, especialmente Exitos y Noticias. Por una parte, la cantidad de clientes a quienes les hacen publicidad en la que nos dicen que vendamos nuestro inmueble; nos asesoremos para migrar inteligentemente; invirtamos en Miami, Costa Rica o San Martin; en fin, que nos acojamos a la célebre amenaza de los revolucionarios cubanos... "te adaptas o te vas." Y, por otra parte, los propios comunicadores abiertamente opositores son quienes se encargan de vocear esas cuñas, sin importarles que minutos antes estén entrevistando a alguien que está alarmado por la preocupante fuga de talentos y el éxodo venezolano en general.

Finalmente, están los medios de comunicación impresos que pasaron a manos de quién sabe exactamente qué grupo de enchufados. El Universal, Últimas Noticias y portales online como Noticias24 y Contrapunto. Todos tienen look & feel tipo clase media, con un tufillo gráfico y a veces también editorial que pareciera opositor, pero normalmente están cargados de la cruel perspectiva de un gobierno integrado por depredadores. Lo peor es que todavía siguen allí periodistas y analistas que contribuyen con su presencia y contenidos a darle algún tipo de prestigio o credibilidad a estos medios cómplices de la peor corrupción que haya habido jamás en Venezuela. De hecho, el dueño de Datanálisis es miembro de la junta directiva de Ultimas Noticias y Union Radio acepta al portal Contrapunto como cliente... incluso hoy, César Miguel Rondón tuvo entre sus entrevistados a una periodista de ese nuevo medio diseñado para estafar a la clase media, como lo ha venido haciendo Noticias24.

Quizás parezca demasiado radical, pero quiero para cerrar este artículo, decir que prefiero dialogar con gente de Vea, el Correo del Orinoco o Aporrea, que sean abierta, honesta y sinceramente chavistas. Buscar puntos de acuerdo con ellos para recuperar el país, para que todos los venezolanos podamos convivir trabajando, progresando, debatiendo, dialogando con respeto y solidaridad como compatriotas que somos. Los depredadores oportunistas de ambos bandos son nuestros verdaderos enemigos comunes: boliburgueses, bolichicos y bolichicos de closet. No nos dejemos engatuzar con llamados a la abstención o a votar por cualquier opción distinta a la tarjeta unitaria de la MUD.

13.7.15

Metaforicidad

Gracias a la intensa actividad de promoción cultural de la librería Lugar Común @LibreriaLC, tuve la oportunidad de disfrutar las conferencias de dos destacados académicos venezolanos, Luis Miguel Isava @lmisava y Lizette Nava, agrupadas bajo el título Reflexiones en torno a la metáfora.


Las densas y claras exposiciones de ambos conferencistas me confirmaron que el tema #Metáfora es muy importante, tanto que no podemos dejarlo solo en manos de escritores y poetas.

Pero, al mismo tiempo, es igualmente un tema difícil de tratar.

Es de esas materias que las tenemos tan íntimamente cercanas a nuestra cotidianidad, que se nos escapan. Por ello se requiere de cierta precaución ya que, como sucede con el ojo... solamente un ojo que esté sano, no se ve a sí mismo... a menos que estemos junto a un especialista que haga algo para que esto ocurra de manera segura. Eso me ocurrió en mi última cita oftalmológica. La doctora me estaba examinando con su linternita y de pronto con un dedo hizo presión en uno de mis globos oculares. En ese instante, exclamé ¡Guao!... estaba viendo un territorio con una hidrografía clarita: riachuelos se juntaban para formar ríos. La doctora me dijo "esas son tus venitas" y volví a exclamar ¡Guao!.

No era la primera vez que me hacía un chequeo oftalmológico pero sí la primera vez en que mis ojos sanos se vieron a sí mismos. Algo similar me ocurrió cuando por sugerencia del profe Aquiles Esté @AQUILEESTE me leí el libro de Lakoff y Johnson Metaphors We Live By (Metáforas de la Vida Cotidiana - Resumen en inglés). Con esa lectura, mi dominio del lenguaje, mi parte -según mucha gente- más auténticamente humana, pudo verse a sí misma, sin extrañarse demasiado, sin traspasar la frontera de la razón, sin dejarme fuera de la sanidad mental y espiritual,

También los conferencistas de ayer nos transportaron del cómodo territorio del lenguaje cotidiano, de la percepción y del análisis no-problematizado, a un sitio en el que podemos darnos cuenta de la complejidad cognitiva del lenguaje, de la interconexión entre creatividad, experimentalidad, tecnología, ciencia, estética y moral, de la aventura que es hablar y pensar y escribir... Es la metaforicidad esquiva pero presente, que podemos descubrir para nuestro crecimiento como seres humanos, para deslastrarnos de divisiones arbitrarias entre arte y ciencia, religión y tecnología, pasado y presente, bueno y malo.

Una buena manera de disfrutar una tarde lluviosa de domingo. Pero eso sí, ni libros, ni conferencias, garantizan a quienes los leamos o escuchemos que vamos a poder crear nuevas metáforas y no simplemente usarlas. Es como si un oftalmólogo pretendiese con su recipe hacernos apreciar estéticamente el mundo que nos rodea... se quedaría corto.