Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

22.2.11

Reflexiones a partir de "El pensamiento urbanístico del chavismo"

El Arq. Manuel Valencia A. escribió recientemente en el portal www.analitica.com el artículo 'El pensamiento urbanístico del chavismo' en respuesta a un artículo del Arq. Marco Negrón en ese mismo portal titulado '¿Tiene el chavismo una política urbana?'. Habiendo leído el artículo del profesor Negrón y estando de acuerdo con mucho de lo planteado por él, quiero compartir algunas reflexiones surgidas a partir de mi lectura del artículo del Prof. Valencia.

1. Ciudades como La Habana o Praga siguen siendo hermosas porque se conservaron sus centros históricos. Pero basta visitar cualquier desarrollo socialista de vivienda o hasta ciudades completas de Europa del Este en la época socialista, para concluir lo aburrido que puede resultar la permanencia en el poder de tecnócratas ideólogos (o ideócratas) que típicamente detentan simultáneamente mucho poder con poquísima imaginación y una precariedad de recursos de todo tipo. Las ciudades socialistas desde su falta de libertad, ahogan la iniciativa y la posibilidad de escoger entre distintas ofertas de productos y servicios.

2. Las carreteras socialistas rara vez son autopistas y las vías férreas parecen servicios de transporte de carga, con muy pocas excepciones. El desarrollo regional planificado centralmente excluye a las propias comunidades que esperan pasivamente la llegada de algún proyecto que les lleve un poco de actividad económica que, muy probablemente, se hará pronto insostenible porque proviene de decisiones burocráticas, no de negocios bien concebidos. El progresar se convierte en las uvas verdes que la zorra de Esopo descartaba por su propia incapacidad.

3. Corea del Norte quizás sea uno de los ejemplos más extremos de cómo un país se convierte en una mezcla de monumentalismo personalista y campamento militar estilo parque temático. No podría ser de otra forma porque ha sido 'hecha en Socialismo'. Un contraste total con el otro contingente de coreanos ubicados al sur del paralelo 38 (¿Factor clave? Al Norte Socialismo, al Sur Libertad).

4. La ciudad es la expresión físico-espacial del mercado. El mercado es un ámbito de libertades, nada perfecto por cierto, pero muchísimo más interesante que lo que pueda ocurrírsele a un grupito de burócratas montados con su jefe en un helicóptero militar, decidiendo dónde van a 'deponer' la próxima ciudad socialista, o el próximo eje de la nueva geometría del poder militarista... En lugar de planificar y regular actividades producto de las iniciativas civiles, el Estado Socialista se dedica a hacer directamente los desarrollos sin ningún control (equivale en fútbol a un árbitro que decide meter goles cada vez que le da la gana).

5. Por el bien de Venezuela es imperativo que el estebanismo sea derrotado en 2012. Si hasta ahora han logrado desgobernar profundamente a Caracas y al país en general... de continuar, pueden decidirse a gobernar de verdad y ocurríseles construir ciudades socialistas, o sea, parques temáticos militaristas que funcionarían todavía peor que el desorden actual.

Aunque con la excusa de la crisis eléctrica (por cierto, servicio planificado centralizadamente por el Estado que fracasa en manos de los socialistas), comenzaron apagando las vallas... para que ahora Caracas sea tristemente más socialista por las noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...