Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

3.2.09

Pasar el Examen de Admisión

Para ser admitido en una buena universidad es necesario pasar las pruebas de admisión. Algo parecido ocurre en la política y, en el caso de una democracia, el examen de admisión está sobre todo en las elecciones. Si un partido no gana unas elecciones, significa que aún no está preparado para ser gobierno o que, habiéndolo sido, le toca abrirle paso a nuevas generaciones con nuevas visiones de país.

Para ser gobierno hay que contar con una organización que implemente una estrategia de triunfo, liderada por una o mas personas. Es un error pensar que las elecciones son solamente un evento cívico organizado por el Estado para que el pueblo exprese su opinión política. Esa era la perspectiva de Súmate y de otras ONG preocupadas solamente porque hubiese una absoluta transparencia en los procesos electorales.

Si bien la transparencia es el principal atributo que debe tener toda elección (incluyendo las de Reinas de Carnaval), lo indispensable es participar para ganar. La transparencia no es resultado solamente de la probidad del árbitro, sino de la activa participación de quienes quieren ganar la competencia. Por ejemplo, si en un partido de fútbol el árbitro tiene toda la intención de actuar de manera justa, pero sólo asisten poquitos jugadores de uno de los dos equipos... el otro equipo va a parecer que abusa del contrario y en cierto modo lo terminará haciendo por simple ventaja numérica. Si la oposición no logra colocar testigos en todas las mesas, corre el riesgo de dejar desasistidas zonas del “campo de juego” por donde delanteros del “equipo gobierno” pueden infiltrarse para “meter gol”.

El tener testigos, bien entrenados y comprometidos, en el 100% de las mesas, equivale a haberse preparado intensamente para presentar el Examen de Admisión. No importa si el proceso es manual o automatizado, la clave está (volviendo al fútbol) en fajarse a jugar limpiamente el partido con la firme intención de ganar. Es cierto que hay árbitros que se venden y estudiantes que pasan exámenes copiándose, pero esos no podrán lograr mucho más adelante. En todo caso, hay que ganar la elección para luego poder fajarse y alcanzar excelentes resultados que se plasmarán en el “título” o “copa” que merecidamente conquistaremos.

Pero los actuales gobernantes oficialistas no quieren dejar de verse como estudiantes y pretenden asistir siempre a los exámenes de admisión, para sacar la máxima nota dejando sin cupo a nuevos aspirantes. La reelección indefinida es como si un profesor regresara a presentar examen de admisión una y otra vez para inscribirse como estudiante en la misma carrera... quitándole oportunidades a las nuevas generaciones.

Para pasar los exámenes de admisión de 2010 y 2012, la oposición necesitará dosis formidables de organización, estrategia y liderazgo. Por eso es clave que a los “actuales profesores” que pretenden optar a la “admisión indefinida” les sea dicho un claro NO este 15 de Febrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...