Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

3.2.10

De las consignas del gobierno

Continuando la reflexión de la semana pasada sobre la efectividad de las consignas, el líder del gobierno venezolano ha sido muy exitoso lanzando frases pegajosas que le han procurado el apoyo de amplios sectores, mientras lograba neutralizar el avance de sus opositores.

Su carrera exitosa comienza con el célebre 'por ahora'. Ese par de palabras retumbó en el país porque se convirtió en la promesa de un cambio por venir. En sí misma es una frase de una complejidad interesante, porque es realizativa al declarar que 'por ahora los objetivos no han sido alcanzados'; pero al mismo tiempo, también es realizativa al convertirse en una promesa implícita de que en un futuro esos objetivos sí se lograrían.

Luego, ha habido otras consignas como 'Con Chávez manda el Pueblo' en la que la sola imagen 'pueblerina' del presidente hace innecesaria cualquier constatación posterior y se impone como un acto de lenguaje plenamente realizativo y, en consecuencia, de alta credibilidad y efectividad. Igualmente, atravesarse en la ruta de una marcha de la oposición y gritar el 'no pasarán' es también una frase totalmente realizativa y, por lo tanto, exitosa hasta que se demuestre lo contrario (logrando pasar).

Pero también ha habido consignas que han sido más del tipo constatativo y por lo tanto menos efectivas. Por ejemplo, 'Ahora Venezuela es de Todos' es una afirmación que invita a un chequeo por la simple razón de que no es obvio que sea algo verdadero porque Venezuela es muchas cosas y Todos es mucha gente. Con un chequeo rápido se puede fácilmente constatar que esta afirmación es claramente falsa, sobre todo porque el 'Ahora', aunque puesto allí para que implícitamente se sintiera que 'Antes' no lo era (de todos), tampoco lo es hoy de forma indiscutible. Si se eliminase el 'Ahora' y se sustituyese la preposición 'de' por 'para', quizás se le podría dar un sentido realizativo que no tiene, haciéndola afirmar que 'Venezuela es para Todos'. Así, quiénes todavía se sienten excluídos, podrán tener la esperanza de que Venezuela tambíen, algún día, será para ellos.

No quiero concluir sin referirme a la tristemente célebre consigna 'Patria, Socialismo o Muerte'. Su caracter de lista de entidades, sin verbo explícito, y la manera impositiva con la que se ha intentado incorporar a un uso cotidiano la convierten en un símbolo de sumisión, obediencia y amenaza, sin capacidad para movilizar entusiasmo. Es por su forma, una consigna constatativa porque se crea una referencia circular para chequear si hay Socialismo en la Patria y así evitar la Muerte de quien la vocea o, incluso, propiciar la de los enemigos. Es excluyente y dogmática, sin la efectividad de las consignas realizativas.

Crear una buena consigna realizativa no parece ser fácil. Sin embargo, preguntarse ante una determinada consigna si es constatativa o realizativa es un buen comienzo.

Y lograr una buena consigna... no tiene precio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...