Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

10.3.16

Marxismo como ideología pre-moderna

Sé que Marx criticó al capitalismo, a la revolución industrial, al estado burgués, todas formas según él de una etapa de la historia humana que terminaría superada, de acuerdo a leyes científicas, por el comunismo, el cual supuestamente sería entonces "más avanzado" o "superior".

Ha existido una interpretación de la teoría de la evolución de Darwin, según la cual ésta significa algo como una progresión lineal que va de los más primitivo (o peor) hacia lo más contemporáneo o evolucionado (o mejor). Es como si habiéndola cruzado inconscientemente con concepciones creacionistas-antropomórficas, el "propósito" de la naturaleza hubiese sido "ser cada vez mejor", gracias a una especie de orden divina. Esa interpretación, por supuesto, no corresponde con la concepción darwiniana original.

Sin embargo, que la evolución sea solamente selección natural a través de procesos de reproducción y adaptación, para poder sobrevivir genéticamente, es como duro de aceptar para la imaginación humana. La selección natural hace que queden en el "camino evolutivo" muchas especies, mientras que las que sobreviven continuan hasta el presente, en la contemporaneidad. Los individuos vivos en la actualidad pertenecen a especies que surgieron evolutivamente en todas las épocas, desde los unicelulares que sobreviven desde hace millones de años, hasta los que han aparecido más recientemente, que tienen sólo cientos de milenios interactuando en la biósfera.

Los "softwares" en los que se basa la estructura de cada individuo perteneciente a cada especie, se llaman genes. Genes, a través de millones de años, hacen que se desarrollen los sistemas cognitivos de tal manera que, sólo muy recientemente (hace unas decenas de miles de años), surge el lenguaje humano como "excrecencia" y con éste la aparición de los memes. Y por memes entendemos "códigos" o "discursos" que estructuran culturalmente a cada individuo perteneciente a la especie humana.

Una hipótesis plausible es la de asociar al mundo de los memes (que se recrean en la noósfera - mundo de las ideas), un proceder similar al de los genes: los mencionados también buscarían reproducirse y adaptarse para sobrevivir. Si obedecen a las mismas leyes de la evolución darwiniana, no se debería entonces hablar de memes mejores o peores que otros. Por ello, el meme del comunismo podría ser seductor como idea y tener gran capacidad para reproducirse y adaptarse, pero sería un error pensar, como lo hizo Marx, que era el mejor como forma de organizarnos y, aun peor, que ese sería la forma inevitable de organizarse en sociedad.

Por ser criaturas que vivimos en el lenguaje, pertenecemos simultáneamente a la biósfera y a la noósfera. En la noósfera, existen especies de ideas que no están en el "ADN" del meme marxista. Por ejemplo, la idea moderna de respetar al individuo como persona digna, sólo por ser un ser humano, no es parte de esa ideología. En la pre-modernidad, las luchas se resolvían normalmente con la eliminación física del otro, sin respetarle su dignidad como personas que merecen vivir. El marxismo, en un alarde de certezas fanáticas y hasta metafísicas, aseguró que "...es deber de los proletarios de un país, eliminar a su burguesía". Todo burgués correría entonces peligro si lo rodean unos "velociraptors marxistas", porque simplemente pertenece a la clase (o especie) que debe desaparecer.

La modernidad en cambio, como idea, plantea que es deseable un estado de derecho, democrático, que garantice los derechos humanos de todas las personas, indistintamente de sus características particulares en cuanto sexo, raza, creencias, etc. Esa es quizás la esencia de la Modernidad y por ello el marxismo habría que entenderlo como un meme pre-moderno.

Así como existen los genes que hacen posible al ojo, ese maravilloso y útil aparato perceptual que está presente en la mayoría de las especies; también existen memes, como por ejemplo el de la Libertad, que, en principio, serían igualmente maravillosos y útiles para muchísimas personas. Especies como los murciélagos que funcionan sin vista, podrían parecerse a sociedades que análogamente funcionarían sin Libertad. Si los genomas son complicados de alterar y es hasta cuestionable el hacerlo en determinados casos para la vida en la biósfera; en la noósfera, por el contrario, debemos tener la flexibilidad de ser más mutantes y seleccionar aquellos memes que nos resulten más atractivos y convenientes.

Para mí, el marxismo no es uno de esos. La Modernidad y la Democracia, sí.



1 comentario:

  1. Creo que el marxismo y el comunismo sustentan su permanencia en la existencia de una clase social oprimida y de escasos recursos, constituida por "hombres nuevos" desprovistos de egoísmo, lo que los llevaría a pensar primero en el bien de la sociedad antes que en el propio bienestar y el de sus respectivas familias. Pero el egoísmo es una característica inherente a cualquier especie viviente, pues es lo que le lleva a realizar las acciones para asegurar su sobrevivencia: algo instintivo que hace insustentable a un sistema marxista o comunista.

    ResponderEliminar

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...