Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

2.7.09

4 Razones para que abra el Sambil La Candelaria

Los centros comerciales son importantes atractores de flujos peatonales y vehiculares. En términos más simples: a la gente le gusta ir a ver y dejarse ver cuando camina en los centros comerciales, aparte de hacer compras o acceder a distintos servicios. ¿Qué sentido tiene eliminar la posibilidad de que se abra un nuevo centro comercial en el centro de Caracas?

Desde el primer anuncio, cargado ideológicamente, que el Presidente hizo sobre eliminar el Sambil La Candelaria sentí que mi país se convertía en una especie de finca manejada torpemente por un ignorante capataz. Algo como “Ese potrero no va ahí. ¡Comiencen ya a desenterrar los estantillos! ¡Mira Juancito muévete! ¡Llévate todo porque ahí vamos a colocar una cochinera!” retumbaba entre mis sienes mientras, habiendo puesto en “mute” al televisor, seguía descompuesto viendo solamente la imagen de la cabeza parlanchina. Pensé eso no es una autoridad gubernamental... eso no es gerenciar políticas públicas.
En caso de que el primer capataz del país lo haya hecho por simple ignorancia, aquí van algunas razones que quizás lo hagan reflexionar y no colocar “la cochinera” en beneficio de la ciudad.

No habrá más flujos de gente sino que estarán mejor distribuidos: Es absurdo pensar que un nuevo Centro Comercial complique más a la ciudad. Por el contrario, desde el punto de vista de Caracas como un todo, un nuevo Centro Comercial va a contribuir a redistribuir los flujos peatonales y vehiculares actuales que se concentran en los CC existentes. Estando Sambil La Candelaria a distancia peatonal de la Línea 1 del Metro, una parte de los visitantes del CC Galerías Avila, CC El Recreo, CC Chacaíto, CC Sambil Chacao, CC Centro Plaza, CC Millenium y CC El Marqués van a redirigirse al nuevo CC. Es muy probable que siendo de la “cadena” Sambil, sean de ese CC de donde provengan la mayor cantidad de los nuevos usuarios del nuevo Sambil La Candelaria y muy probablemente se convertirá en un nuevo punto de encuentro entre los habitantes del Oeste y Este de la ciudad, con una mayor proporción de los primeros, como lo es actualmente el CC El Recreo.

Eliminar el uso comercial no garantiza menor congestión: Acérquese a una universidad, a un colegio grande, a un establecimiento de salud o a una oficina pública y sufrirá el impacto en tráfico, ruido y congestión que en general ocasionan actividades distintas a la residencial o a las zonas verdes. El único impacto que produce la eliminación de un CC es ideológico y de constatación del poder abusivo de una persona que se considera por encima de las leyes. Y, sin embargo, eso tampoco tiene sentido porque el comercio también deberá continuar siendo parte de cualquier formato de ciudad incluso si el comercio fuese vía trueque porque hasta para éso habrá necesidad de prever sitios donde se realice tal actividad. Y además, de acuerdo a la Constitución, somos una Democracia donde todos somos iguales ante la ley. Venezuela no tiene una monarquía donde el Rey crea que su palabra es ley.

Es un estímulo a mejorar la seguridad en la zona: La Candelaria ha reducido su nivel de seguridad ciudadana. Sus calles han ido perdiendo el agradable sabor de recorrerlas por temor a sufrir algún tipo de agresión, tanto que algunas de sus tascas han terminado mudándose o cerrando. Más gente en las calles entrando y saliendo del CC no solamente genera una mejor sensación de seguridad, sino que crea las condiciones para presionar por medidas concretas en materia de iluminación, limpieza, vigilancia, etc., que mejoren el nivel actual. Para los residentes de la zona, la oferta de mas puestos de estacionamiento no solamente les proporcionará más comodidad, sino también más seguridad.

Nuevo impulso a la cultura local: Quizás la razón más importante para mí es la recuperación del sabor de La Candelaria. Un amigo me contó que en la feria del nuevo Sambil está planteado que tascas emblemáticas de La Candelaria tengan su sucursal allí. Eso me pareció maravilloso porque el nuevo CC se integrará con una de las actividades más representativas como es la gastronomía española que se desarrolló por décadas en esta noble parroquia caraqueña. Comer o tapear en el Andurriña, la Tertulia, la Cita, Dena Ona, Bar Basque, etc., es un privilegio que las nuevas generaciones podrán retomar bajo un formato más actual y, espero, como transición hacia un progresivo rescate de la experiencia original en las propias calles de La Candelaria.
Seguramente hay muchas más razones como la generación de frescos y crispantes empleos directos e indirectos o la sustitución de un terreno baldío full de carros por una edificación de primer mundo que estimulará nuevas inversiones en la zona... pero lo importante es que no solamente los residentes de La Candelaria sino que todos los caraqueños rechacemos el abuso de autoridad del primer capataz, haciendo un referendo o cualquier otra forma de presión política y social, para lograr que se respete ese uso, esa edificación, esa voluntad de hacer progresar a Caracas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...