Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

23.11.14

Programa de Alfabetización Electoral: Cifras de Encuestas

2015 será un año intensivo en encuestas. Es necesario que medios de comunicación decentes no avalen a analistas falsamente neutrales, para que divulguen sus estudios de opinión. No existe tal cosa como la comunicación neutra, por parte de un encuestador, de resultados de un estudio de opinión política. Si quien manda a hacer una encuesta y no le conviene divulgar lo que encontró, que decida no hacerlo; y que lo use para realizar análisis e introducir cambios estratégicos en la campaña.

Quien contrata encuestas debería siempre dar la cara y ser vocero de lo que quiere divulgar. En una elección tan importante como la de diputados a la Asamblea Nacional, pautada para finales de 2015, es deseable que cada contendor lo haga. Pero si un encuestador lo hace, es una señal de que se está definiendo a favor de su cliente, destacando las ventajas de éste, o las desventajas del adversario, o ambas.

Cada acción tiene sus consecuencias. Divulgar una ventaja puede ayudar a ampliar esa ventaja. La divulgación de los resultados de mediciones de opinión, puede afectar lo que aparezca en las subsiguientes mediciones. El hecho de que quien contrató la encuesta no aparezca hablando de las cifras, sino su encuestador, crea una especie de velo de objetividad que quizás daría más credibilidad a lo dicho en los medios y así el efecto mediático a favor de éste sería, probablemente, mayor.

Por supuesto que si una medición favorece a un bando éste debe aprovechar ésto y vocearlo. Pero si también lo hace la encuestadora, de alguna manera ésta lo estaría apoyando. Si, por ejemplo, Datanalisis actúa como vocero de las encuestas que realiza y divulga sistemáticamente resultados que desfavorecen a la oposición venezolana, ésta encuestadora estaría en la práctica, casi que por encargo de su cliente (sea el gobierno o terceros), atacando sistemáticamente a bando desfavorecido. No creo que sea seria una encuestadora que incluya la vocería como parte de los servicios que presta.

La oposición podría contratar cualquier encuestadora, pero no su vocería. La corrección ética debe comenzar por casa. Los medios de comunicación decentes deben apoyar dicha corrección.

¡Que salga directamente cada bando a decir que las cifras de la encuesta que encargó lo muestran ganador! En otras palabras, ¡Déjenle el caretablismo a los políticos porque la presencia de voceros en medios no es ningún acto ingenuo, ni circunstancial!

Cada vocero pertenecerá entonces, por definición, a un determinado bando. Voceros pertenecientes a encuestadoras que salgan en medios a divulgar resultados de encuestas, son voceros de quien resulta favorecido por las cifras divulgadas. No serán nunca voceros neutrales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...