Ser pragmatista implica...

Que las consecuencias nos acerquen al logro de nuestros objetivos, tomando en cuenta el contexto interactivo en el que ocurren. Enfocarnos en el para qué y no en el por qué decimos o hacemos lo que digamos o hagamos.

21.4.14

Dialogar con secuestradores, terroristas o enemigos

Dialogar no es debatir. Dialogar es conversar con miras a ponerse de acuerdo sobre los significados tanto de hechos como de palabras.

A un secuestrador le interesa por ejemplo lo que significa #LaSalida, o sea cómo escapar, cómo salvarse, a cambio de liberar a uno o más rehenes; a un terrorista le interesa conocer lo que significa una #ReduccionDeLaPena, un #Perdón o un #Sobreseimiento, a cambio de entregar sus armas y desmovilizarse; y en una situación de guerra a un general del bando enemigo, le interesa saber lo que significan las #CondicionesDePostGuerra para decidir si efectivamente firma o no la rendición de sus fuerzas armadas.

Obviamente, el diálogo no sucede solamente entre amigos, aunque quizás sea la actividad que mejor defina la naturaleza de la amistad. El diálogo es tan importante que no podemos dejarlo solamente para los amigos. Es una actividad necesaria en la resolución de conflictos y, mientras más complejos y trascendentes sean, más necesaria es.

No estoy confesando nada nuevo al decir acá que creo que Venezuela ha sido secuestrada por una banda de gangsters. Muy probablemente, esos mismos gangsters piensen que los gangsters somos quienes los consideramos así a ellos. El significado de gangster o de fascista podría ser uno de los puntos a conversar...

Pero no podemos darnos el lujo de perder el foco. Sea #LaSalida, la #ReducciónDeLaPena o las #CondicionesDePostGuerra, los gangsters deben concluir el diálogo teniendo claro lo que serán los próximos pasos. Y así podremos supervisar lo acordado.

Hasta ahí la cosa no luce tan complicada. Sin embargo, hay algo que me parece que complica el asunto, pero que sin ello, el diálogo luce incompleto. La presencia del movimiento estudiantil ha sido reconocida como necesaria para que este diálogo tenga éxito... pero no me refiero a éso. Existe otro actor que no ha sido mencionado y que quizás debiera estar igualmente presente. Me refiero al gobierno cubano.

Los cubanos son como otra banda de secuestradores que actúa en coordinación con los gangsters locales. Esa banda debería igualmente sentarse a dialogar. El significado de #IntervenciónEnAsuntosInternos de un país independiente y soberano como es Venezuela debe ser dilucidado. Tantos convenios que hay entre esa banda caribeña y la venezolana deben ser revisados con la idea de que suelten las instituciones que han caído en sus garras como rehenes.

El diálogo es para liberar con vida a Venezuela, secuestrada por una macolla de bandas de gangsters (son más, pero invitar a dialogar en la misma mesa a las demás bandas sería un suicidio).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por el comentario! Podrá ser publicado una vez revisado...